domingo, 19 de octubre de 2014

La carta


Día contra el cáncer de mama. La mejoría en supervivencia es innegable, pero sigue dando disgustos y hay que seguir en la lucha. Sigue el debate del beneficio del screening de las mamografías, y en el NEJM de esta semana la Dra Lisa Rosenbaum nos añade un factor que no se solía considerar: las emociones. Y que el riesgo se siente, no se piensa. Y citan a Ransohoff, que hablando de próstata dice: "El proceso de selección no tiene realimentación negativa. Una prueba negativa proporciona tranquilidad. Una positiva se acompaña de alivio porque la enfermedad se detecta a tiempo. Y un resultado falso positivo, independientemente de los problemas que pudiera causar, sin embargo, se sigue de alivio porque al final no se encontró cáncer."

Así que, como pasa con otras evidencias científicas, lo que siente la población y lo que exige a los políticos y a menudo consigue, no siempre es lo mejor. Eso sí, en la revisión de Lisa no nombra el miedo que podría dar que las mamografías son rayos X, cancerígenos. Por eso les he escrito una carta, sólo por comentarlo...