lunes, 21 de junio de 2010

Tabaco y salud

Tonto es el que hace o dice tonterías. Retiré un post en el que llamaba tonto a D. Fernando Savater por escribir un artículo defendiendo la "libertad" del fumador y ahora no voy a llamar tonto a D. Javier Marías  por su artículo del País Semanal. Aunque él ignore que es un drogadicto, que si los hosteleros temen perder negocio por la prohibición de fumar en sus establecimientos, que vendan cocaína, que es más rentable e igual de mala. Que ya empieza a sonar el run-run de por qué los camareros se tienen que tragar todo el humo nocivo, mientras que el resto de trabajadores tienen derecho a aire limpio. Y luego la peña se queja del amianto. Es posible que me esté poniendo un poquito políticamente incorrecto, pero es que el tema de la "legalidad" del tabaco y el de las acciones de los políticos (siempre cogiendo todo con papel de fumar) ya canta. 

El último número de NEJM revisa la adicción a la nicotina, y no puedo por menos que traducir (ayudado por Google) la entradilla del artículo:
"El tabaquismo sigue siendo la principal causa de enfermedad evitable y muerte prematura en los Estados Unidos y otros países. En promedio, 435.000 personas en los Estados Unidos mueren prematuramente por enfermedades relacionadas con el tabaco cada año; en general, el fumar causa 1 de cada 5 muertes. La probabilidad de que un fumador de toda la vida vaya a morir prematuramente a causa de una complicación del tabaquismo es de aproximadamente el 50% .
El consumo de tabaco es una causa importante de muerte por cáncer, enfermedades cardiovasculares y la enfermedad pulmonar. El tabaquismo también es un factor de riesgo para infecciones de las vías respiratorias y otras infecciones, osteoporosis, trastornos reproductivos, eventos adversos postoperatorios y retraso en la cicatrización de heridas, úlceras duodenales y gástricas, y diabetes. Además, el fumar tiene una fuerte asociación con las lesiones por fuego y traumatismos. La enfermedad causada por fumar es una consecuencia de la exposición a toxinas en el humo del tabaco. Aunque la nicotina desempeña un papel menor, si alguno, en la causa de las enfermedades inducidas por el tabaco, la adicción a la nicotina es la causante inicial de estas enfermedades.
En la actualidad, unos 45 millones de estadounidenses fuman tabaco. El setenta por ciento de los fumadores dicen que les gustaría dejar de fumar, y cada año, el 40% deja de fumar durante al menos 1 día. Algunos fumadores adictos hacen un intento serio de dejar de fumar pero son capaces de dejar sólo unas pocas horas. Por otra parte, el 80% de quienes intentan dejar de fumar por su propia iniciativa, vuelven al consumo de tabaco en un mes, y cada año, sólo el 3% de los fumadores consigue dejar de fumar. Por desgracia, el ritmo al que las personas - principalmente niños y adolescentes - se convierten en fumadores diarios casi iguala la tasa de abandono, por lo que la prevalencia del consumo de cigarrillos ha disminuido muy lentamente en los últimos años.
Este artículo se centra en la nicotina como un determinante de la adicción al tabaco y los efectos farmacológicos de la nicotina que sustentan el tabaquismo. La adicción al tabaco (como todas las adicciones de drogas) implica la interacción de la farmacología, factores aprendidos o condicionados, genética y factores sociales y del medio ambiente (incluido el diseño de los productos de tabaco y la comercialización). Las razones para el uso farmacológico de la nicotina son la mejora del estado de ánimo, ya sea directamente o a través de alivio de los síntomas de abstinencia, y el aumento de las funciones mentales o físicas." Neal L. Benowitz M.D.

2 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

FUERTE Y CLARO

Eli aka Negra Cabreada dijo...

Estoy alucinando con el artículo, o sea, ¿ellos tienen derecho a ensuciar y envenenar nuestros pulmones y los demás tenemos que callarnos y dejarles las suites más lujosas y cómodas para que dejen las paredes, sábanas y mobiliario apestando a su mierda de droga? Estas cosas me ponen de una mala hostia que mejor no sigo porque igual digo una burrada...